Silvina Mosquera - Carmen Montolio

Calle Arcadio Balaguer, 50, 1º1ª
08860 Castelldefels (Barcelona)
Tfn. 607352154 - 677437184

TEA y Arteterapia

TEA y Arteterapia

Los niños diagnosticados con trastorno del espectro autista, suelen caracterizarse por tener dificultades en la comunicación, presentan pocas habilidades sociales y comportamientos estereotipados y repetitivos. Los niños que presentan un diagnóstico asperger, desarrollan un alto nivel de interés en aquellos temas en los que están interesados y pueden hablar sobre ello sin tener en cuenta el interés o comprensión del receptor,  presentan dificultades en asimilar ciertos conceptos ya que tienen un pensamiento más concreto y literal que, a veces,  causa malos entendidos. 

Las personas con estas características, suelen aprender de una manera no convencional y manifiestan mayor interés por la imagen visual que por la comunicación verbal. Esto se debe a que tienen dificultad en acceder al pensamiento simbólico y el lenguaje está estructurado con normas y símbolos que requieren de este tipo de pensamiento mental.  Suelen usar las palabras como signo y no como símbolo. (Evans & Dubowski, 2001) por eso es tan difícil para ellos entender los dobles sentidos y las metáforas, ya que en ocasiones las entienden de una manera literal, entendiendo el significado sin su significante. M.T Grandin explica cómo acumula en su memoria imágenes para asociarlas a una palabra o concepto para poder comprender su significado como si de un banco de imágenes se tratara. “A falta  de disponer plenamente del significante, el autista parece ejercitarse en el desarrollo de los recursos que puede extraer del signo.” (Maleval 2011) Por eso son personas más visuales, acumulan imágenes en su memoria que les ayuda a descifrar los mecanismos de relación y comunicación con el Otro. El arteterapia les permite explorar no desde lo verbal, explorar otras maneras de ser, de mirarse, de relacionarse. Poder poner en  marcha sus mecanismos para crear sus propios signos para entender y conocer mejor su mundo interno y su relación con el mundo que habitan. Utilizar materiales plásticos, les ayuda a“crear símbolos propios donde pueden actuar sus fantasías internas” (Viloca, 2002).

Arteterapia ofrece la posibilidad de comunicarse sin necesidad de poner en marcha el pensamiento simbólico. (Recio, 2012). El proceso artístico moviliza objetos arcaicos, que forman parte de la historia del paciente y junto con la relación que establecemos con el terapeuta, ponemos  ponemos en marcha relaciones de objeto que van adquieren otras maneras de ser representados dentro del espacio terapéutico.

El trabajo creativo posibilita adentrarse en un mundo sensorial en donde el sujeto autista se encuentra más cómodo. “Es un lenguaje al que probablemente se acerque con más facilidad que a las palabras.” (Recio, 2012).

Carolina Bortheiry
Arteterapeuta FEAPA
Psicoterapia por el arte
Socia Titular ATE n°Col.169

Referencias:

Evans, K., & Dubowski,  J. (2001). Art therapy with children  on the  autistic  spectrum  – Beyond words. London and Philadelphia: Jessica Kingsley Publishers.

Maleval, J.C. (2011) El autista y su voz. Madrid. Gredos.

Recio, M. (2012) Artteràpia en infants amb trastorns de l’espectre autista. Revista Desenvolupa Nº34.

Viloca, L. (2003). El niño autista. Barcelona: CEAC.