Silvina Mosquera - Carmen Montolio

Calle Arcadio Balaguer, 50, 1º1ª
08860 Castelldefels (Barcelona)
Tfn. 607352154 - 677437184

LA IMPORTANCIA DE COMPARTIR EL EMBARAZO EN UN GRUPO DE PREPARACIÓN AL PARTO

LA IMPORTANCIA DE COMPARTIR EL EMBARAZO EN UN GRUPO DE PREPARACIÓN AL PARTO.
Silvina Mosquera Genlot

La espera de un hijo es uno de los momentos en que las necesidades emocionales de la familia atraviesan un tiempo de máxima vulnerabilidad, aunque a veces no tomemos conciencia de este hecho. Durante el embarazo, parto y pos parto, suelen aflorar emociones y sentimientos que afectarán directamente al vínculo posterior con el bebé, tanto de la madre como del padre, y repercutirán así mismo en el resto de la familia. Este período de la vida puede ser un muy estresante para la mujer que vive en su cuerpo y su mente una experiencia única e individual y para el hombre que aunque espectador de los cambios en el cuerpo de la futura madre se ve empujado a re ubicarse en su posición dentro de la familia.
Estas vivencias pueden llegar a desencadenar malestar durante la etapa perinatal, siendo el pos parto un tiempo de suma labilidad emocional. El sufrimiento psíquico que afecta a la relación de la madre y el padre con su bebé y de la pareja entre sí, pide una atención especial por parte de los profesionales de la salud, en una época en que el tiempo apremia y la necesidad de normalizar  situaciones cotidianas aparece como un imperativo a las parejas.

Desde hace tiempo que en nuestro centro entendemos que la prevención no es un ideal posible, pero la detección precoz de estas dificultades y especialmente de las que pueda presentar el bebé, pueden ser atendidas en un encuentro como el que realizamos en los grupos de preparación al parto y posteriormente en nuestro espacio con los bebés durante el post parto.
Son espacios de encuentro con el otro, en los que la mirada, la mano atenta, el acompañamiento cálido y la palabra juegan el papel principal. Aquí muchas inquietudes son respondías y es en mi experiencia donde la atención precoz se hace posible desde las primeras semanas de vida.
Entiendo que hay muchas maneras de aprender a través de las redes sociales, you-tube, y otros espacios virtuales, pero la ansiedad que genera la llegada de un hijo solo puede
ser atendidas cuando el encuentro con el otro es real, cuando un abrazo y una sonrisa acortan las horas de angustia que la falta de sueño y la preocupación envuelve a la pareja, y les permite comprender las necesidades del niño, de la madre y del padre que viven esta experiencia única por primera vez.

 

Silvina Mosquera Genlot

Logopeda – Psicoanalista

Psicoterapeuta de la FEAP

Colegiada nº 979